miércoles, 2 de noviembre de 2016

A un punto de la zona de Liguilla, los jugadores de Pachuca saben que el triunfo ante Necaxa es obligado

A un punto de la zona de Liguilla, los jugadores de Pachuca saben que el triunfo ante Necaxa es obligado, por lo que no deben caer en excesos de confianza cuando jueguen el sábado en el Estadio "Hidalgo".

El delantero argentino Franco Jara aseguró este jueves en rueda de prensa que ante lo nivelado del torneo Rayos será un rival complicado, pero confían en lograr la victoria.

“El rival del sábado es difícil, cualquiera le puede ganar a cualquiera y Necaxa es un buen equipo, pero nosotros estamos confiados y seguros de sumar los tres puntos”, comentó el artillero.

Con tres partidos por disputarse en el presente certamen con Necaxa, Atlas y León como rivales, escuadras con pocas o nulas opciones de Liguilla, el sudamericano consideró que la escuadra hidalguense tiene en sus manos el boleto a la “fiesta grande”.

“Esto depende de nosotros, de cómo estemos”, dijo el jugador, quien dejó en claro que lo que sobra son ganas de hacer bien las cosas, “lo importante es ganar y lograr el objetivo”, comentó Jara, quien está a 13 goles de ser el máximo romperredes del club.

Por su parte, Erick Aguirre dijo que el triunfo sobre Rayos es obligado para seguir con aspiraciones de Liguilla, aunque no será fácil por la calidad del oponente, y que cada uno de los tres duelos restantes los deberán jugar como si fuera una final.

“En el futbol mexicano el último le puede ganar al puntero, pero nosotros tenemos que hacer lo nuestro antes de preocuparnos por el rival, tenemos que hacer válida la localía, estar concentrados los 90 minutos”, concluyó el jugador, quien espera seguir como seleccionado nacional, lo que este año lo hizo mejorar.

“(Ser seleccionado) ayuda a mi nivel futbolístico, me motiva, ser llamado siempre será un orgullo, no me queda más que seguir trabajando y mejorar día con día”.